(81) 15 22 44 00

5 consejos infalibles para vender un seguro de gastos médicos

Uno de las mejores decisiones de vida que puede tomar una persona, es la de adquirir un seguro de gastos médicos.

Sin embargo, la poca cultura de prevención en nuestro país aunada al desconocimiento de todos los beneficios de un seguro de gastos médicos, dan por consecuencia que pocas personas se interesen en uno.

En este artículo te compartimos 5 consejos para que como agente de seguros puedas aumentar tus ventas de seguros de gastos médicos.

 

Consejo #1: Comienza prospectando con tus conocidos

Puedes empezar a prospectar con tus conocidos:

  • Familiares
  • Amigos
  • Conocidos
  • Compañeros de trabajo

Esto es sumamente recomendable ya que lo más probable es que ya conozcas las preocupaciones y necesidades concretas de estas personas en el rubro de la salud.

Puede ser que tus conocidos no sean quienes necesiten el seguro de gastos médicos, pero puedes cuestionarlos sobre si conocen a alguien que pueda necesitarlo: algún amigo, vecino, conocido, etc. Esto te ayudará a ir creando una red de contactos que te será de suma utilidad.

 

Consejo #2: Tener tacto con el tema de la salud al hablar de los beneficios del producto

Es importante que al ofrecer el producto se haga la aclaración de que no cubre padecimientos anteriores a la contratación de la póliza.

Además, hay que tener cuidado al hablar sobre los padecimientos de salud de tus prospectos, ya que cuando una persona comparte información sobre este tipo de problemas puede llegar a ponerse sensible.

En caso de que por su situación actual no sea candidato, hay que explicarle amablemente a la persona por qué no puede aplicar para adquirir un seguro de este tipo sin herir su sensibilidad, recuerda que aunque no sea candidata puede recomendarte con su familia y amigos.

 

Consejo #3: Busca personas que, por su etapa de vida, sean más propensas a comprarte

Algunas de las personas que serán más proclives a adquirir un seguro de gastos médicos, son aquellas que actualmente se encuentran sanas pero que por su situación familiar o laboral pueden prever que algún día necesitarán atención médica.

  • Amigos que estén esperando un bebé o ya planean tener uno.
  • Recién casados que desean proteger a su pareja de posibles problemas a futuro.
  • Algún conocido con hijos que desee proteger la salud de los mismos.
  • Amigos deportistas.
  • Conocidos que desean atención particular.

 

Consejo #4: Los mejores lugares para encontrar oportunidades

Algunos de los lugares donde te aconsejamos prospectar son:

  • En la escuela de tus hijos: Al hacer amistad con las madres de los compañeros de tus hijos puedes ofrecerles tus productos ya que suelen tener preocupaciones relacionadas con la salud de su familia.

  • En el súper: En la fila para pagar, el área de bebés, farmacia y artículos deportivos, podrás encontrar personas que están conscientes de la importancia de cuidarse y pueden estar interesadas.

  • En eventos sociales: Es una excelente idea prospectar en fiestas infantiles, despedidas de soltera, baby showers, o eventos que impliquen la asistencia de niños/bebes o personas próximas a casarse.

  • Con vecinos: Puedes comenzar con aquellos vecinos cercanos con los que tienes más relación y después seguir con aquellos que son recién casados o tienen hijos pequeños.

  • En empresas: Para ofrecer planes de cobertura para toda la plantilla de empleados.

  • En clínicas de gobierno y clínicas particulares


Te recomendamos evitar prospectar:

  • En el banco: En estos lugares ya se suelen vender seguros, así que allí no es recomendable

 

Consejo #5: Resalta las ventajas más importantes del seguro

Es importante que des a conocer todos los beneficios de tu producto a tu prospecto para que tome una decisión informada. Te recomendamos subrayar las siguientes ventajas del mismo:

  • La tranquilidad de que en momentos de crisis de salud podrás recibir una atención del mejor nivel en hospitales particulares.
  • En el caso de mujeres embarazadas, con planes de o en edad fértil, mencionar que cubre los gastos médicos del nacimiento del bebé.
  • El deducible, ósea, la cantidad fija que se pagará cada que se haga uso de la póliza de seguro, la cual puede ser alta o baja de acuerdo a la capacidad de pago de la persona que contrata el seguro.
  • En caso de sufrir accidentes, no se paga deducible.
  • Si le diagnostican una enfermedad grave o degenerativa, mientras la persona pague su póliza seguirá cubierto y podrá recibir toda la atención médica que necesite.

 

Esperamos que este artículo te sea de utilidad para que puedas incrementar tus ventas de seguros médicos.

 

Suscríbete a nuestro boletín mensual

Una vez al mes compartiremos articulos de valor relacionados a la carrera de seguros.

Fill out my online form.
Categorías