(81) 15 22 44 00

Cumple tu propósito de ahorrar este año con un seguro de ahorro

"Año nuevo, vida nueva” Reza el dicho popular.

Al iniciar un nuevo año tenemos la sensación del primer día de clases, cuando abrimos nuestra libreta nueva en una hoja relucientemente blanca que marca el inicio de 365 días de nuevas oportunidades que aún no tienen nada escrito. ¡Cuántas posibilidades!

Este sentimiento de buenas vibras, nuevos propósitos, empezar de nuevo,  nos llena de la adrenalina necesaria para prometernos que ahora si lograremos todos nuestros propósitos. En enero no hay enemigo alguno que impida que seamos quien deseamos ser.

 

[ Descubre las 12 cosas que debes saber antes de considerar ser Agente de Seguros ]

 

Cuando el propósito de ahorrar se viene abajo junto con nuestro capital

Sin embargo, conforme pasan los meses, en muchos de los casos esa adrenalina que nos daba fuerza para seguir cumpliendo nuestros propósitos se va extinguiendo de nuestros cuerpos hasta ser vencidos por una serie de factores que impiden que nuestros propósitos de año nuevo se cumplan.

En la mayoría de las encuestas que se ha hecho en México sobre los propósitos más comunes al inicio del año, uno de los más frecuentes es el de AHORRAR. Ese hábito tan ausente en la mayoría de los mexicanos. Y que todos sabemos que es algo que debemos hacer, que es un buen hábito, que nos hace mejores personas, que nos hace previsores, pero que cuando nos vemos en la posibilidad de hacerlo YA en este momento, pasan por nuestra mente 1,000 necesidades prioritarias que nos impiden ahorrar.

 

¿Por qué no podemos lograr este propósito?

A continuación enlistamos las causas o pretextos más comunes para no ahorrar:

“No me sobra dinero como para ahorrarlo”

Efectivamente, a menos que seamos los hijos de un millonario, seamos artistas famosos o pertenezcamos a ese 5% del exclusivo circulo de multimillonarios en México, nunca nos sobrará el dinero.

Y por la sencilla razón de que entre más ganamos más gastamos, nos es muy difícil poder apartar un porcentaje de nuestro sueldo para ahorrarlo. Somos especialistas en crearnos necesidades que llegan a formar parte del mismo “Triangulo de las necesidades de Maslow”. Y en cuanto el dinero llega a nuestras manos, lo que antes era un gasto del que podíamos prescindir hoy es una necesidad casi de vida o muerte.

 

Nuestro consejo:

Para la mayor parte de las personas el ahorrar significa “cuando me sobre dinero lo ahorraré” y esta es una idea errónea. Cuando hablamos de ahorrar, nos referimos a hacer un presupuesto mensual y en cuanto se reciba el salario mensual/quincenal se destine en primer lugar un porcentaje de nuestros ingresos a este importante hábito y a partir de entonces continuar con el presupuesto del gasto familiar.

De esta manera te ajustarás a lo que realmente tienes, y en lugar de contratar aquel paquete Premium con 2,500 canales de cable (al que nunca accedes porque nunca tienes tiempo), lo dejarás en el paquete básico que es más que suficiente para el tiempo que le inviertes.

Tampoco hay que ahorrar demasiado al punto de quedarnos sin presupuesto para nuestras necesidades inmediatas, los especialistas comentan que entre el 7% y 10% de nuestro ingreso mensual es más que suficiente. De esta manera estarás viviendo y disfrutando del presente con más del 90% de lo que ganas, y dejando para el futuro únicamente el porcentaje que te comentamos.

 

No se tiene el hábito de ahorrar ni la fuerza de voluntad y decisión necesaria para hacerlo

Comenzamos el año con el firme propósito de ahorrar, y vamos al banco de nuestra preferencia a llevar el primer mes nuestro ahorro, así lo hacemos el segundo y al llegar el tercero nos ataca uno de los peores enemigos del ahorro: los cajeros automáticos, los cuales se aparecen en cada esquina y poco a poco vamos bajando el saldo de nuestra cuenta con cada visita a los mismos.

 

Dejamos para mañana el empezar a ahorrar porque creemos que aún tenemos mucho tiempo para hacerlo

Como comentábamos al inicio del artículo, todos aceptamos que ahorrar es una buena costumbre más sin embargo no es muy difícil. Evadiendo una responsabilidad que sabemos que es nuestra pero no estamos dispuestos a tomar en nuestras manos.

“Espérame tantito, déjame lo pienso, deja consulto otras alternativas, deja lo platico con mi esposo…” Son algunas de las frases que decimos al evadir el tema y que nos hacen partícipes de la fama que tenemos los mexicanos de dejar para mañana todo lo que podemos hacer hoy.

Ver alternativas es bueno, pero no cuando te toma años decidirte. Porque entonces ni el decidirnos a ahorrar el 40% de nuestro sueldo a una tasa de rendimiento del 20% valdrá para algo, si no tenemos ni un peso ahorrado al cual sumarle esa ganancia.

 

Nuestro consejo:

Una opción que podría servirte si deseas ahorrar pero no tienes la autodisciplina suficiente para hacerlo es ahorrar a través de los seguros de ahorro e inversión, los cuales te podrán ayudar a contrarrestar algunos de los obstáculos que mencioné anteriormente.

A través de ellos puedes planear tu ahorro en la medida de tus posibilidades, con una cantidad al mes que no dañe tu economía familiar. También son la mejor manera de hacerte un hábito de ahorro, porque tendrás que comenzar a planear tus gastos en base al 90% de tu sueldo de manera continua y sistemática.

Podríamos decir que los seguros son los defensores de tu dinero, lo cuidan y protegerán del peor enemigo que tienen que eres tú mismo. Existen planes de protección que manejan atractivos rendimientos incluso mejor que el Banco.

Recuerda que tener tu dinero en instrumentos que te den un rendimiento menor a la inflación estará haciendo que pierdas tu poder adquisitivo. Todos estos beneficios además de contar con un seguro de vida en el mismo plan son muchos de las virtudes que tiene el ahorrar en un plan de seguros con ahorro e inversión.

Contacta un asesor profesional de seguros y date la oportunidad de escuchar una asesoría y toma una decisión. Rompe con la tradición de abandonar nuestros propósitos a mitad de año.

 

Escritor por:

Ana Karmen Lopez - Asesora profesional de seguros

anytalamas@gmail.com

 

Suscríbete a nuestro boletín mensual

Una vez al mes compartiremos articulos de valor relacionados a la carrera de seguros.

Fill out my online form.
Categorías