(81) 15 22 44 00

Los mitos más comunes sobre el trabajo del Agente de Seguros

Siempre han existido numerosos mitos alrededor de la profesión del Agente de Seguros que hacen lucir esta carrera como un empleo circunstancial, aburrido y poco redituable cuando en realidad es todo lo contrario.

En este artículo te compartimos algunos de los mitos más comunes y la verdad detrás de ellos.

 

Mito #1: Los Agentes de Seguros siempre andan con un portafolio tocando puerta por puerta

Esta imagen negativa de los agentes de seguros mostrada en películas y caricaturas es una idea bastante arcaica, hoy en día como cualquier otro trabajador los agentes de seguros trabajan con las nuevas tecnologías para prospectar y atender a sus clientes.

Las personas hoy en día definitivamente ya no confían en abrirle las puertas de su casa a un extraño, por lo que esta ha dejado de ser la principal forma de vender un seguro.

Realidad:

En el inicio de sus carreras, los agentes comienzan a prospectar en su propio círculo social y con conocidos de los mismos. Si realizan llamadas o contactos vía email en frio pero son sólo un pequeño porcentaje

El dar un buen servicio a sus asegurados es una forma “pasiva” para el agente de obtener nuevos clientes ya que ellos mismos lo recomendarán sin que necesite hacer algo extra o invertir tiempo en ello.

En ocasiones no se trata de que el agente trate de vender, sino que simplemente haga del conocimiento de sus contactos que es agente de seguros y se ponga a sus órdenes.

El agente puede ofrecer sus servicios en eventos o ferias de diversos temas como maternidad, hogar, automóviles, salud, en los que puede ofrecer información sobre el producto que se relacione con el tema de la exposición en cuestión, esto le permite captar una cantidad importante de prospectos en poco tiempo

A pesar de la inseguridad y a pesar de lo que podría pensarse, al prospectar con un directorio telefónico la oportunidad de obtener nuevos asegurados para el agente es muy alta.

Los clientes actuales del agente pueden volverse clientes por partida doble: si ya les vendió un seguro de vida, puede venderles uno de auto, de gastos médicos, etc.

 

[ Descubre las 12 cosas que debes saber antes de considerar ser Agente de Seguros ]

 

Mito #2: Los Agentes de Seguros tienen un mal sueldo

A consecuencia del mito de que los agentes nunca logran concretar ventas, se piensa erróneamente que por consecuencia perciben un mal salario, pero la realidad no podría estar más alejada de esto.

Realidad:

Todas las profesiones tienen miembros bien pagados y mal pagados, el que seas bien o mal pagado es cuestión de tu esfuerzo y buena gestión de tu carrera como agente.

Aquel agente que se propone una meta y trabaja constantemente en ella siempre tendrá mayores probabilidades de alcanzarla e incluso superarla. La realidad es que los ingresos del agente no tienen un tope y según sus esfuerzos y oportunidades sus ingresos pueden ir escalando de forma exponencial año con año durante toda su carrera.

 

Mito #3: Los Agentes de Seguros tienen vidas aburridas y rutinarias

A consecuencia de las ideas erróneas de que el agente se dedica todo el día a tocar puerta y tiene un mal salario, se puede deducir que su vida es aburrida y sin retos ni emociones.

Realidad:

Esta es una idea totalmente falsa, el agente tiene una libertad de tiempo que pocas profesiones brindan y si bien este beneficio es un arma de dos filos ya que si el agente no administra bien su tiempo puedes dedicar tiempo de más al ocio y no a generar nuevos ingresos. Si el agente logra combinar ambos podrá alcanzar un equilibrio económico y de desarrollo personal que es difícil de lograr en otras ocupaciones.

Cuando el agente de seguros va creciendo llega a un punto en el que ya no es solo él si no que la carga de trabajo y los ingresos le permiten crear un equipo de trabajo con empleados, administrativos, etc., y llega a ser capaz de brindar la oportunidad a más personas de hacer carrera en el ramo de los seguros.

Al ser autónomo, el agente decide como utilizar su tiempo. Si llega a necesitar trabajar un fin de semana o por la noche él sabrá que valdrá la pena porque obtendrá un beneficio tangible de ese esfuerzo extraordinario.

Además, al conocer personas y prospectarlas para seguros de vida, médicos, etc, el agente llega a tocar temas sensibles de la vida personal de sus prospectos y puede acabar conociendo bastante sobre las vidas de estas personas, todas de distintas profesiones, personalidades, ámbitos sociales, etc, la mayoría de las veces con historias de vida impactantes.

El ayudar a sus asegurados y recibir sus agradecimientos y felicitaciones llenas de aprecio es algo enriquecedor que hacen que el agente valore positivamente su labor y  clientes ya que le brindan la sensación de estar contribuyendo con algo positivo a la sociedad.

 

Mito #4: Los agentes de seguros nunca logran vender un seguro o es muy difícil que lo hagan

En las caricaturas o películas de comedia podemos ver como constantemente representan al agende de seguros como alguien que siempre es rechazado junto con su producto, dando a entender que nadie adquiere seguros cuando la realidad es totalmente distinta.

Realidad:

Lo seguros no son difíciles de vender, por lo regular suelen venderse bastante bien ya que todos necesitan al menos uno o dos cuando menos (vida, auto, casa, etc.) ya que estamos constantemente expuestos a riesgos para nuestra salud, patrimonio, vida, etc.

Si el agente no conoce el producto que ofrece ni tiene fe en él, le será difícil y casi imposible de vender. Es vital que sea observador al momento de prospectar para detectar la necesidad de la persona, y que en el caso de que si estaba con la idea de vender cierto tipo de seguro específico al detectar una necesidad distinta la aproveche en vez de insistirle al prospecto con un producto que no necesita.

 

Mito #5: Ser Agente de seguros es un trabajo temporal para cuando no encuentras nada más en ese momento

A consecuencia de los 4 mitos anteriormente mencionados, las personas que no conozcan sobre la carrera pueden pensar que sólo es una opción laboral para épocas difíciles o para personas que no tienen estudios universitarios ni técnicos.

Realidad:

La mayoría de los agentes de seguros en Sánchez Velasco vienen de empleos regulares y los dejaron para emprender un negocio propio y convertirlo en patrimonio familiar. Esto requiere de mucho esfuerzo, inversión y perseverancia al inicio pero posteriormente todos han podido constatar los numerosos frutos que estos rinden con el paso del tiempo.

Si empiezas en este camino con la idea de no invertir y de obtener ingresos altos rápidamente, lo más seguro es que fracasarás y no prosperarás.

El enfoque de esta carrera es el de tener un negocio propio y crecer de forma lenta pero segura con una mínima inversión inicial en vez de invertir en negocios como una zapatería, joyería, etc.

Otra de las ventajas es que este negocio puede ser familiar ya que permite al agente  incorporar a todas las personas que desee ya que no hay limitaciones, hay mercado para todo aquel que desee entrar a esta maravillosa profesión y esté dispuesto a trabajar duro por sus sueños.

 

Esperamos que este artículo te ayude a olvidar las viejas ideas erróneas sobre la carrera del agente y consideres este maravilloso camino como una opción para ti y para los tuyos.

 

Escrito por: Brenda Villa

Suscríbete a nuestro boletín mensual

Una vez al mes compartiremos articulos de valor relacionados a la carrera de seguros.

Fill out my online form.
Categorías