(81) 15 22 44 00

Testimonio: Un Agente de Seguros exitoso planea su propio éxito

 

En este artículo les compartiremos el testimonio de uno de nuestros exitosos Agentes de Seguros: Armando Palafox, quien tiene 34 años y comenzó a trabajar con nosotros hace 6 años

 

 

¿Cómo y porqué empezaste en Sánchez Velasco?

 

Conocí a un agente de seguros en un grupo de oración, yo tenía 3 meses desempleado. Él se ofreció para recomendarme en la agencia SV y así iniciar una carrera de agente de seguros.

En ese tiempo estaba soltero, viviendo con mis hermanos y mi madre. Todos mis hermanos y yo estudiábamos y trabajábamos al mismo tiempo. Yo me dedicaba a rentar un camión de 3.5 toneladas que era mío, pero dejó de haber trabajo en la empresa repartidora de refrescos a la que yo se lo rentaba. Esto debido a que tras casi 3 años trabajando con ellos al cambiar el personal directivo cambiaron las condiciones de las rentas y a consecuencia de esto dejaron de requerir mis servicios.

En el grupo de oración con el que me reunía conoci al Ing. Vladimir González Rendón que fue quien me platicó de Sanchez Velasco y mu sugirió que considerara ser Agente de Seguros. Yo trataba de no faltar a este grupo de oración los sábados para pedir un trabajo que me permitiera seguir generando ingresos, hasta que un día al finalizar la reunión se me acercó Vladimir y me invitó a hacer una entrevista en la agencia. Yo le pregunté sobre los ingresos que percibiría siendo Agente de Seguros y me parecieron bien las cantidades que me comentó, por lo que me decidí a intentarlo.

 

¿Cuáles fueron los mayores miedos, obstáculos y retos al iniciar tu Carrera de Agente de Seguros?

 

Realmente no había miedo en mi al iniciar mi carrera de agente ya que al tratarse de un trabajo honrado y bien remunerado yo tenía la total confianza de que lograría prosperar en ella.

Mi único miedo era continuar desempleado o no lograr conseguir el empleo en Sánchez Velasco. Aunque a la mayoría de las personas la labor del agente le puede parecer intimidante porque está directamente relacionada con las ventas a mi no me preocupó ya que cuando trabajaba de transportista hacia una labor relacionada con las ventas.

El obstáculo principal para mí fue la falta de conocimiento sobre las pólizas que iba a vender, pero esto fue fácilmente superado gracias a las capacitaciones constantes que me facilitaron en la agencia.

El reto constante, que más que reto lo tomo como una motivación, es la permanencia y crecimiento continuo y sostenible. Siempre he pensado que en la medida que la visión futura sea clara los retos siempre serán llevaderos si sabes a dónde te diriges.

 

[ Descubre las 12 cosas que debes saber antes de considerar ser Agente de Seguros ]

 

¿Cómo fue al inicio cuando comenzaste a vender seguros?

 

Al inicio los ingresos eran muy bajos a comparación de cuando rentaba el camión, quincena y el crecimiento de los mismos era muy lento pero constante, por lo que los primeros 3 años fueron los más difíciles en cuestión de ingresos mientras me concentraba en fortalecer mi cartera. Sin embargo, no desistí porque sabía que con trabajo y paciencia era un hecho que lograría alcanzar un nivel de ingresos bastante bueno. A mí me tomó 3 años lograr una estabilidad y un nivel que me permitiera administrarme mejor.

Al inicio cuando fui por primera vez a la agencia la entrevistadora me preguntó cuánto quería ganar y yo le dije que quería cierta cantidad mensual y ella me comentó que había compañeros ganando eso, e incluso más, lo cual me motivó a tomar el reto. Lo difícil no era cerrar negocios sino mantener una constancia sin desesperarse.

Mis primeros clientes eran de un sólo seguro de vehículo, gastos médicos, etc. Tuve que enfocarme en no dejar de vender y mantener un nivel de consistencia hasta fortalecer mi cartera.

Siempre estuve confiado en que si la visión era clara y hacía una correcta planeación el objetivo se cumpliría. Lupita Sánchez siempre nos decía que no tenía sentido tener “estrellas fugaces” en la agencia: con un gran éxito muy notorio que después no pudieran mantener y posteriormente acabaran rindiéndose. Que lo mejor era un crecimiento lento pero estable, que pusiéramos los cimientos de nuestra carrera en una base sólida.

 

¿Cuándo llegó la estabilidad?

 

Fue en mi segundo año cuando finalmente llegó la estabilidad: había logrado alcanzar un ingreso mensual bastante bueno y estable. Y cuando conseguí una póliza grupal de gastos médicos mayores, esta me ayudó a complementar los ingresos que tenía hasta entonces. Y si bien esta póliza grupal ayudó mucho ya que representaba una cantidad significativa mensualmente, igualmente el día que se fue impactó mucho a mis ingresos de forma negativa.

Desde entonces siempre he considerado que la base del éxito, al menos en mi caso, es la venta individual para que el día que se cancele una póliza, esta no nos impactará impacte tanto. Sin embargo, no estoy peleado con vender pólizas grupales, solo creo que es necesario mantener un balance y no poner todos los huevos en una sola canasta.

 

Después de alcanzar la estabilidad

 

Desde que alcancé un nivel satisfactorio y estable en mis ingresos ha sido como una bola de nieve en crecimiento: cada año crece tu cartera y esto no tiene un tope, o al menos en mi caso aun no lo he encontrado.

Mi meta principal al comenzar como Agente de Seguros era la de crear un despacho con el objetivo de ser más independiente teniendo mi oficina propia equipada y contar con mis propios empleados para el segundo año, meta que logré alcanzar de forma satisfactoria.

A la fecha cuento con un despacho en el que trabajamos 3 colaboradores, mi esposa y yo. Esto me ha ayudado a administrarnos mejor desde que nos independizamos ya que para mí la base del crecimiento es la gestión y medición de todos tus esfuerzos.

Me baso bastante en los números de mi desempeño: tengo mi planeación en un pizarrón en el que hago mis cálculos a futuro, analizo qué meses son mejores que otros y llevo mis estadísticas, cosa que sigo haciendo a la fecha y siempre seguiré haciendo.

Por ejemplo, he notado que el mes de agosto es el más bajo de todo el año ya que los matrimonios con hijos tienen los gastos que implica el que entren a la escuela, mientras noviembre y diciembre suelen ser meses altos de ventas. Esto me permite hacer mis planeaciones y esforzarme de más en los meses altos para compensar los de bajas.



¿De qué cosas te diste cuenta ahora que recordaste tus inicios como agente?

 

En este tiempo he aprendido que el esfuerzo que he puesto en lograr una estabilidad en mi cartera de seguros durante estos casi 6 años es lo que me ha permitido comenzar a concretar la visión que tengo para mi despacho.

Es importante que si eliges este camino tengas una visión de negocio y no una visión de empleado.

Para los agentes la capacitación constante siempre ha sido y siempre será la base de la solidez de sus carreras, ya que, aunque los clientes no siempre pueden ver tu despacho, lo que siempre podrán ver son tus conocimientos y preparación académica respecto a los productos que les ofreces.

Es importante ser disciplinado y dar importancia a la gestión y siempre estar en movimiento y re-visitar a tus clientes ya que esto puede generar el que te pidan algún producto nuevo o te pasen algún contacto de sus conocidos que requiera de tus servicios.

Desde que estaba soltero siempre había tenido la visión de tener un negocio que me permitiera estar con mi esposa y mis hijos en las ocasiones importante. Actualmente tengo 34 años, me encuentro felizmente casado y esperando mi primer hijo para julio 2016 y puedo decir con total seguridad que me siento pleno y motivado para seguir creciendo en esta excelente carrera.

En este artículo les compartiremos el testimonio de uno de nuestros exitosos Agentes de Seguros: Armando Palafox, quien tiene 34 años y comenzó a trabajar con nosotros hace 6 años

 

¿Cómo y porqué empezaste en Sánchez Velasco?

 

Conocí a un agente de seguros en un grupo de oración, yo tenía 3 meses desempleado. Él se ofreció para recomendarme en la agencia SV y así iniciar una carrera de agente de seguros.

En ese tiempo estaba soltero, viviendo con mis hermanos y mi madre. Todos mis hermanos y yo estudiábamos y trabajábamos al mismo tiempo. Yo me dedicaba a rentar un camión de 3.5 toneladas que era mío, pero dejó de haber trabajo en la empresa repartidora de refrescos a la que yo se lo rentaba. Esto debido a que tras casi 3 años trabajando con ellos al cambiar el personal directivo cambiaron las condiciones de las rentas y a consecuencia de esto dejaron de requerir mis servicios.

En el grupo de oración con el que me reunía conoci al Ing. Vladimir González Rendón que fue quien me platicó de Sanchez Velasco y mu sugirió que considerara ser Agente de Seguros. Yo trataba de no faltar a este grupo de oración los sábados para pedir un trabajo que me permitiera seguir generando ingresos, hasta que un día al finalizar la reunión se me acercó Vladimir y me invitó a hacer una entrevista en la agencia. Yo le pregunté sobre los ingresos que percibiría siendo Agente de Seguros y me parecieron bien las cantidades que me comentó, por lo que me decidí a intentarlo.

 

¿Cuáles fueron los mayores miedos, obstáculos y retos al iniciar tu Carrera de Agente de Seguros?

 

Realmente no había miedo en mi al iniciar mi carrera de agente ya que al tratarse de un trabajo honrado y bien remunerado yo tenía la total confianza de que lograría prosperar en ella.

Mi único miedo era continuar desempleado o no lograr conseguir el empleo en Sánchez Velasco. Aunque a la mayoría de las personas la labor del agente le puede parecer intimidante porque está directamente relacionada con las ventas a mi no me preocupó ya que cuando trabajaba de transportista hacia una labor relacionada con las ventas.

El obstáculo principal para mí fue la falta de conocimiento sobre las pólizas que iba a vender, pero esto fue fácilmente superado gracias a las capacitaciones constantes que me facilitaron en la agencia.

El reto constante, que más que reto lo tomo como una motivación, es la permanencia y crecimiento continuo y sostenible. Siempre he pensado que en la medida que la visión futura sea clara los retos siempre serán llevaderos si sabes a dónde te diriges.

 

¿Cómo fue al inicio cuando comenzaste a vender seguros?

 

Al inicio los ingresos eran muy bajos a comparación de cuando rentaba el camión, quincena y el crecimiento de los mismos era muy lento pero constante, por lo que los primeros 3 años fueron los más difíciles en cuestión de ingresos mientras me concentraba en fortalecer mi cartera. Sin embargo no desistí porque sabía que con trabajo y paciencia era un hecho que lograría alcanzar un nivel de ingresos bastante bueno. A mí me tomó 3 años lograr una estabilidad y un nivel que me permitiera administrarme mejor.

Al inicio cuando fui por primera vez a la agencia la entrevistadora me preguntó cuánto quería ganar y yo le dije que quería cierta cantidad mensual y ella me comentó que había compañeros ganando eso, e incluso más, lo cual me motivó a tomar el reto. Lo difícil no era cerrar negocios sino mantener una constancia sin desesperarse.

Mis primeros clientes eran de un sólo seguro de vehículo, gastos médicos, etc. Tuve que enfocarme en no dejar de vender y mantener un nivel de consistencia hasta fortalecer mi cartera.

Siempre estuve confiado en que si la visión era clara y hacía una correcta planeación el objetivo se cumpliría. Lupita Sánchez siempre nos decía que no tenía sentido tener estrellas fugaces con un gran éxito muy notorio que después no pudieran mantener y posteriormente acabaran rindiéndose. Que lo mejor era un crecimiento lento pero estable, que pusiéramos los cimientos de nuestra carrera en una base sólida.

 

¿Cuándo llegó la estabilidad?

 

Fue en mi segundo año cuando finalmente llegó la estabilidad: había logrado alcanzar un ingreso mensual bastante bueno y estable. Y cuando conseguí una póliza grupal de gastos médicos mayores, esta me ayudó a complementar los ingresos que tenía hasta entonces. Y si bien esta póliza grupal ayudó mucho ya que representaba una cantidad significativa mensualmente, igualmente el día que se fue impactó mucho a mis ingresos de forma negativa.

Desde entonces siempre he considerado que la base del éxito, al menos en mi caso, es la venta individual para que el día que se cancele una póliza, esta no nos impactará impacte tanto. Sin embargo, no estoy peleado con vender pólizas grupales, solo creo que es necesario mantener un balance y no poner todos los huevos en una sola canasta.

 

Después de alcanzar la estabilidad

 

Desde que alcancé un nivel satisfactorio y estable en mis ingresos ha sido como una bola de nieve en crecimiento: cada año crece tu cartera y esto no tiene un tope, o al menos en mi caso aun no lo he encontrado.

Mi meta principal al comenzar como Agente de Seguros era la de crear un despacho con el objetivo de ser más independiente teniendo mi oficina propia equipada y contar con mis propios empleados para el segundo año, meta que logré alcanzar de forma satisfactoria.

A la fecha cuento con un despacho en el que trabajamos 3 colaboradores, mi esposa y yo. Esto me ha ayudado a administrarnos mejor desde que nos independizamos ya que para mí la base del crecimiento es la gestión y medición de todos tus esfuerzos.

Me baso bastante en los números de mi desempeño: tengo mi planeación en un pizarrón en el que hago mis cálculos a futuro, analizo qué meses son mejores que otros y llevo mis estadísticas, cosa que sigo haciendo a la fecha y siempre seguiré haciendo.

Por ejemplo, he notado que el mes de agosto es el más bajo de todo el año ya que los matrimonios con hijos tienen los gastos que implica el que entren a la escuela, mientras noviembre y diciembre suelen ser meses altos de ventas. Esto me permite hacer mis planeaciones y esforzarme de más en los meses altos para compensar los de bajas.



¿De qué cosas te diste cuenta ahora que recordaste tus inicios como agente?

 

En este tiempo he aprendido que el esfuerzo que he puesto en lograr una estabilidad en mi cartera de seguros durante estos casi 6 años es lo que me ha permitido comenzar a concretar la visión que tengo para mi despacho.

Es importante que si eliges este camino tengas una visión de negocio y no una visión de empleado.

Para los agentes la capacitación constante siempre ha sido y siempre será la base de la solidez de sus carreras, ya que, aunque los clientes no siempre pueden ver tu despacho, lo que siempre podrán ver son tus conocimientos y preparación académica respecto a los productos que les ofreces.

Es importante ser disciplinado y dar importancia a la gestión y siempre estar en movimiento y re-visitar a tus clientes ya que esto puede generar el que te pidan algún producto nuevo o te pasen algún contacto de sus conocidos que requiera de tus servicios.

Desde que estaba soltero siempre había tenido la visión de tener un negocio que me permitiera estar con mi esposa y mis hijos en las ocasiones importante. Actualmente tengo 34 años, me encuentro felizmente casado con dos hijos y esperando un bebé para julio 2016 y puedo decir con total seguridad que me siento pleno y motivado para seguir creciendo en esta excelente carrera.



Suscríbete a nuestro boletín mensual

Una vez al mes compartiremos articulos de valor relacionados a la carrera de seguros.

Fill out my online form.
Categorías